Hace una semana subí a la Torre del homenaje del Castillo de Olivenza a hacer unas fotos que hacía tiempo que tenía ganas de intentar; los cernícalos primillas en vuelo sobre volando el castillo; y como podréis ver, se dejaron hacer, no solo los “cacé” volando. Pero fue curioso, antes estuve hablando con el director del Museo Etnográfico de Olivenza (que os aconsejo fervientemente) y me comentaba que ultimamente había visto por el campo buitres (no hay buitreras en las cercanías, y en Olivenza no han sido nunca muy habituales)… y fijaos en la sorpresa final:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Anuncios