Hace unos días salimos mis niñas pequeñas  y yo a hacer fotos de “lo más parecido a una selva” que encontráramos en Olivenza, y decidí llevarlas a varios ríos con buena cobertura de bosque de ribera para que diera la impresión de ser una selva más o menos densa. El resultado os lo pongo al final, pero antes varios de los regalos de los que no entienden que la naturaleza y el campo es de todos, es su casa y la de todo el mundo, y que no se puede tirar sus basuras donde ellos quieran. Sólo tienen un nombre: CERDOS (me encantaría que alguno de los responsables vieran este articulo y se mueran de vergüenza). Por otra parte, los responsables políticos y técnicos de nuestras administraciones deben hacer algo al respecto, o es que ¿ya van a estar estas basuras para siempre en nuestros ríos?

Basuras delicadamente regaladas por algún (o alguna, que también podría ser) guarro sin la más mínima educación ciudadana en la Rivera de Olivenza

Este es ya un regalo de categoría; un bidé -en el Arroyo de la Charca, un sitio con una cobertura vegetal increíble- de un señor (o señora) que no ha tenido la más mínima vergüenza en deshacerse de sus restos y pretende que lo disfrutemos los demás para toda la vida

Vegetación quemada en un sitio que es de todos, es dominio público hidráulico, con lo que ello conlleva de pérdida de biodiversidad y de emisión de CO2 a la atmósfera; ¿han estimado nuestros responsables cuanto CO2 se genera en la enorme cantidad de incendios de este tipo, de los imbéciles que no saben respetar a los demás?

Esta es la fotografía que presentará Ángela al concurso de fotografía de El libro de la Selva: "Lo más parecido a una selva en Olivenza" (a escasos metros del bidé... hay que ser un buen fotógrafo para evitar los restos de nuestros conciudadanos sin educación ni respeto por los demás)

Anuncios