Cetonia carthami 2Euthycera sp.IMG_0027pIMG_0031 plimoniidaeOxythyrea sp.peonia

El que en la Sierra de Alor (por poner el ejemplo de un espacio natural en Extremadura) se concentren en un solo día, sin haber ninguna actividad organizada por asociaciones o la propia administración, cientos de personas, como sucede con la floración de la rosa de alejandría (o rosa albardera) debe ser un orgullo para los oliventinos/as y los extremeños/as. Está la sierra ciertamente espectacular con la floración de la Paeonia broteroi (como se conoce según su nombre científico).

La naturaleza tiene que estar abierta a todo el mundo y es un elemento magnífico para transmitir a niños y mayores los valores de la conservación del medioambiente y los del respeto a los recursos que son de todos, que son públicos. Pero la verdad es que se echa de menos algo de control y vigilancia por parte de las administraciones públicas. Esa cantidad de gente, entre los que nos incluímos, somos demasiados para un espacio protegido tan pequeño como este.

img_7657_13957735952_o pp

En esta fotografía de 2015 se aprecian residuos, que aunque en este caso son biodegradables, afean y deterioran la imagen de limpieza que debe tener este entorno. Si las miles de personas que visitan la sierra en estos días hicieran lo mismo se convertiría en un vertedero

Los espacios protegidos en muchas ocasiones son creados por el hombre casi de una forma artificial; o sea, realmente no existe la necesidad de protegerlos porque no existe un riesgo de impactos o de utilización destacados. A partir de ahí sin embargo se explotan y empieza a acudir gente y se extrae una ganancia en términos de desarrollo socioeconómico para dicho entorno. Pero en otros casos sin embargo es el espacio concreto el que pide a voces su protección y su aprovechamiento ordenado y controlado. A los gobernantes se les escapa de las manos porque esa área tiene tal atractivo que es utilizada abundantemente sin necesidad de esa promoción forzada por las administraciones. Lo vemos con el área del embalse de Alqueva en el oeste de la provincia de Badajoz, donde se están invirtiendo bastantes recursos públicos y sin embargo su tirón no es destacable, y lo vemos con la Sierra de Alor, a donde se destinan pocos recursos y sin embargo es raro el día en que no hay gente recorriendo sus laderas y deleitándose con su paisaje y sus plantas. Hay algunas explicaciones para ello; está muy cerca Badajoz -con aproximadamente 150.000 habitantes- (aunque Alqueva está a casi la misma distancia), la floración de la rosa albardera es espectacular y es un elemento que transmite (que engancha) fácilmente de forma visual, etc. Y además la visita permite hacer ejercicio (hay una subida muy bonita pero relativamente dura, no demasiado) y además es gratis. Para el embalse al menos necesitamos una embarcación, y poca gente tiene alguna. Poco podemos hacer en Alqueva si no disponemos de un barquito, o no nos queremos gastar dinero en alquilar uno.

aa

Imagen aérea de la Sierra de Alor dónde se aprecia la Torre Mirador, en la parte superior izquierda (y Olivenza por encima, casi en el horizonte y aproximadamente en línea, a la derecha, San Jorge de Alor, más cerca de las estribaciones de la sierra). En la parte superior de la sierra, a la derecha, el Cortijo de la Pedra Furada

En la Sierra de Alor hay además unas vistas espectaculares, muy valoradas por el gran público, por todos a los que nos gusta la naturaleza y los paisajes, y existe una ruta muy bonita de regreso, entre las encinas, a través de una senda estrecha muy atractiva. Se puede andar por los caminos de acceso y por las zonas abiertas al público en la zona superior de la sierra y en la zona de bajada cercana a la fuente del Val do Gral.

Pero el mayor valor de la sierra, además del atractivo etnográfico (con hornos de cal, fuentes de aguas cristalinas, rocas legendarias -como la Pedra Furada-, e incluso el refugio de un conocido bandolero), es su comunidad de orquídeas, con hasta 23 especies de este valioso grupo florístico, que a los aficionados avanzados y a los profesionales tanto nos gusta. Mucho más que las propias rosas albarderas.

ophrys-thentredinifera_26140341101_o

La orquídea Ophrys tenthredinifera en las proximidades de la Sierra de Alor

Sin embargo son elementos naturales muy sensibles a la masificación; es necesario un control de asistentes y vigilancia por parte de la administración medioambiental (la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura), del ayuntamiento de Olivenza o de otras administraciones. No todo es disfrutar y obtener beneficio, también hay que cuidarlo y protegerlo.

Finalmente, no estaría demás ordenar las visitas de forma que dejen alguna contribución económica en los que deben ser sus verdaderos conservadores, los habitantes del entorno. Algunas son tan sencillas como que los visitantes aparquen en San Jorge (que está a 300 m.), en lugar de en el aparcamiento del cementerio de la localidad. En San Jorge pueden tomar algún refrigerio de regreso de la ruta, o comprar algo a su inicio. Debe prohibirse circular libremente en vehículos a motor a los que no sean propietarios, al menos en las épocas de mayor masificación. También habría que prohibir aparcar en los caminos de subida y que la gente lo haga, con una pequeña contribución económica -no más de un euro-, en un aparcamiento vigilado en la localidad -esos pequeños ingresos deben servir para la conservación de este espacio protegido-. Para la gente con más dificultades físicas para subir, el ayuntamiento o la administración encargada puede facilitárselo a estas personas, pero nunca de forma descontrolada. Podría incluso encargarse alguna empresa o cooperativa turística creada al efecto.

La caza es una práctica muy extendida en Extremadura, en España y en todo el mundo, con millones de licencias de armas. Hay quien lo considera deporte y hay quien no lo considera así. Lo que sí es, es un negocio bastante lucrativo para muchas empresas del sector. Pero tantas armas en el campo y tantas personas y perros cazando en muchas ocasiones, en la mayoría de
ellas, es insostenible. Por el daño que puede hacerse de forma incontrolada, tanto a los animales objeto de caza, por el exceso de piezas abatidas, al resto de animales –especialmente los considerados “alimañas” por los cazadores-, al medio ambiente, por la contaminación por residuos –vainas, cartuchos y perdigones-, como al resto de personas que hacen uso de la
naturaleza, a los que se les molesta y pone en peligro con los disparos.

IMG_7541p

Muchos cazadores no respetan los derechos del resto de viandantes y propietarios de fincas y teniendo en cuenta de que usan armas y su actividad no es discreta, ni sosegada, ni pasa desapercibida, los cuidados y el respeto por los demás debe ser exquisito, y no es así en muchas ocasiones. No es extraño ver cazadores apostados cazando en las proximidades de caminos, o caminando con las armas montadas cerca de una carretera, o desplazándose con total tranquilidad por propiedades privadas con sus armas y sus perros sin pedir permiso. Hemos escuchado a cazadores, incluso a presidentes de sociedades de caza, quejándose de la mayoría de cazadores por ser escasamente respetuosos con la gente y con el medio natural.

IMG_2274p

Milano negro, una de esas típicas “alimañas” que los cazadores se creen con derecho a exterminar

Por todo ello, la actividad cinegética debe ser controlada estrictamente. Las agencias de medioambiente deben ser dotadas económica e  instrumentalmente con suficiente personal y medios.
Deben hacerse estudios serios y rigurosos del número de piezas que se pueden abatir (algunas especies son muy escasas y aún se permiten cazar porque los actuales gestores no se atreven a prohibir su caza; hablamos por ejemplo de la tórtola común, que ha sido declarada protegida de forma muy reciente-) y controlar que esto sea así, y sancionar con contundencia cuando no se respete. La pasada administración regional no ha respetado si quiera la prohibición de organizar cacerías comerciales en los parques nacionales, donde está prohibido. Una asociación ecologista extremeña, Ecologistas Extremadura, ha denunciado por delito ambiental a  los máximos responsables de la administración medioambiental y el Parque Nacional de Monfragüe. La demanda fue admitida a trámite.

e

Ánades reales… la caza de aves acuáticas ha dañado seriamente los ecosistemas acuáticos por la contaminación con plomo de los perdigones

La legislación existe pero falta la voluntad de hacerla cumplir. También hay que corregir algunas incoherencias como permitir los lazos  indiscriminados y el control de depredadores, que también deben existir para que la naturaleza mantenga su equilibrio y para que los que no son cazadores y son amantes de la naturaleza puedan disfrutar de ellos igual que los cazadores tienen derecho a disfrutar de su afición. La última sandez, el proyecto de Ley de Caza de Castilla la Mancha (de Cospedal, esperamos que se esté en proceso de cambiar, con el nuevo equipo de gobierno) en el que entre otras lindezas se puede sancionar con dureza a un paseante por molestar a un cazador –al contrario, no-. Un auténtico despropósito.

IMG_7476p

Millones de personas en España no hemos podido disfrutar de la observación de especies legendarias como el lobo ibérico por el exterminio a que ha sido sometida por los lobbys de la caza que no han respetado tradicionalmente a este gran depredador ibérico y aún hoy se sigue cazando excesivamente en la mitad norte de España, cuando es una especie casi extinguida en la mitad sur

Ciertamente no podemos prohibir la caza, pero debemos hacer que, de llevarse a cabo, se haga con unas normas estrictas porque vivimos en sociedad y todos tenemos derecho a disfrutar de la naturaleza con seguridad y tranquilidad.

El pasado viernes tres compañeros colaboradores de Biodiversidad Virtual de Extremadura (Luis Fernández, Gloria Lorenzo y Arturo López Gallego), nos reunimos con Pedro Muñoz, Director General de Medioambiente y con Javier Caldera, Director de Programas de Conservación, para ofrecerles nuestra colaboración en diversos temas del interés de ambas partes y para plantearles una batería de reivindicaciones recopilada por nosotros mismos y entre nuestros simpatizantes. A continuación os exponemos lo tratado en la mencionada reunión, que se desarrolló en un gran ambiente de cordialidad y entendimiento. Esperemos que sean más que palabras y buenas intenciones.

IMG_7288p

Propuestas de Colaboración  que presentamos

–         Creación de Puntos de Observación de la Biodiversidad (Puntos BV) en los espacios protegidos de Extremadura. Buena disposición por parte de la DGMA; especialmente para los espacios con menos dinamismo en sus centros de interpretación.

–         Realización de al menos un Testing de Biodiversidad anual en emplazamientos que seleccionaramos entra ambas partes  (un maratón fotográfico sobre seres vivos e inertes, preferiblemente en primavera u otoño). Igual

–         Actividades de Educación Ambiental sobre la Biodiversidad de Extremadura en nuestros centros educativos. Necesitaríamos contactar con la Consejería de Educación; no obstante se les animó a que retomaran el proyecto Ecocentros y se mostraron muy interesados.

–         Proyecto Fénix en las áreas incendiadas de Sierra de Gata. Un proyecto de BV que consiste en la monitorización de la recuperación de la biodiversidad en las zonas quemadas en comparación con las no afectadas próximas. Pedimos que no se utilicen especies alóctonas, como las coníferas que son las que mejor propagan el fuego. Les pedimos que la recuperación sea un ejemplo para todo el mundo. Nos informan de que existe un equipo trabajando ya, liderado por dos profesores de la Universidad de Extremadura; les pasarán nuestros contactos y trabajaremos conjuntamente con ellos.

–         Cualquier otra que se le ocurra a la Dirección General de Medioambiente, que no hayamos contemplado y que esté o pueda estar a nuestro alcance.

IMG_7341p

Reivindicaciones:

–         Protección efectiva de nuestros espacios protegidos. Propuesta de declaración de 13 Parques Naturales y un Parque Nacional: Sierra de San Pedro, Sierra de Gata, Canchos de Ramiro, La Serena, etc. Comentan que siempre ha habido una gran oposición de los propietarios en Extremadura y que las figuras que existen protegen con la misma fuerza que con esas figuras. No obstante seguirán trabajando en ello y escuchan nuestras críticas con interés.

–   Diversificar las campañas, no todo es Monfragüe. Trabajar con toda Extremadura. Desde fuera (y dentro) solo se conoce Monfragüe cuando hay decenas de sitios valiosos en la Comunidad Autónoma.

–         Campaña educativa en el ámbito de Extremadura sobre la conservación del medioambiente y la biodiversidad; con ejemplos concretos, que llegan más. Para todos, pequeños (en centros educativos) y mayores (a través de tv pública, por ejemplo). Interesados, pero creen que tendríamos que hablar también con la consejería de Educación. Nos comprometemos a hacerlo.

–         La caza y la pesca: ordenación y control adecuados. Hablan de hacer más estrictos en el examen del cazador. Hablamos de que podría existir también un examen del pescador. De incidir en la limpieza de basuras que dejan los pescadores de la introducción de especies alóctonas,… etc.

–         No se puede cambiar el uso en los terrenos quemados. Por supuesto que no se va a consentir, ya lo han hecho público.

–         Razas autóctonas: voluntad   por   defender   el patrimonio cultural, etnográfico y biológico, que es de todos. Tendríamos que hablar con “agricultura”

–         Ecoturismo, ordenación . Efectivamente creen que debe de existir mayor control y están en ello.

–         Sostenibilidad en las administraciones públicas. Están de acuerdo. Hablamos de papel reciclado, de reducción de energía utilizada, etc. Esperamos que hagan un esfuerzo porque en todas las administraciones se tenga especial cuidado.

–         Eliminación de especies alóctonas para repoblar el medio natural: coníferas alóctonas. Peces como la trucha arco iris, etc. Están en ello.

– Utilización de glifosato en márgenes de carreteras por las administraciones, eliminando una gran diversidad biológica que utiliza las cunetas y áreas ruderales. Pedimos que se utilicen medios mecánicos. Nos dicen que lo han solicitado a las administraciones encargadas pero que parece inútil.

– Aves esteparias en descensos poblacionales. Nos dicen que solo lo observan en el caso del sisón, para el que van a estudiar la posibilidad de declarar la especie como “En peligro de extinción” para acceder a fondos y estudios y proyectos de recuperación.

– Plantaciones de cerezos están fragmentando y eliminando los bosques de robles del norte de Cáceres; nos dicen que se ha sido muy permisivo, y eso ha llevado a que en el Valle del Jerte sobre todo se haya plantado cerezos en exceso.

– Nos quejamos de que los agentes de medioambiente autonómico tienen escasa autoridad para actuar contra los que atentan contra el medioambiente. Les pedimos que tengan consideración de agentes de la autoridad y que sean valorados convenientemente su trabajo por los responsables. Nos dicen que no creen que no se reciban y hagan caso cualquier denuncia por parte de la Guardería medioambiental.

Por último hablamos de la posibilidad de realizar algún convenio para la realización de los Puntos de Observación de la Biodiversidad (Puntos BV) y que para ello estaría bien que dieramos forma legal a nuestra agrupación a nivel autonómico aunque manteniendo nuestra relación funcional con la Asociación Fotografía y Biodiversidad.

Un poco tarde (bastante -más de un año-) pero os resumo las especies fotografiadas (por mí) en este Testing o maratón fotográfico e identificadas, con un premio al final en imágenes no fotografiadas ni identificadas por mí

ESCARABAJOS (COLEOPTERA)

Trichodes flavocinctus Spinola

Trichodes flavocinctus Spinola

Tentyria (Tentyria) platyceps Steven

Tentyria (Tentyria) platyceps Steven

Sepidium-sp.

Sepidium-sp.

Coccinella septempunctata

Coccinella septempunctata

Trichodes flavocinctus

Trichodes flavocinctus

MOSCAS Y MOSQUITOS (DIPTERA)

Thyridanthrax sp. Osten-Sacken

Thyridanthrax sp. Osten-Sacken

SALTAMONTES, GRILLOS, ETC (ORTHOPTERA)

Steropleurus brunnerii (Bolivar-1877)

Steropleurus brunnerii (Bolivar-1877)

Platystolus martinezii (Bolivar-1873)

Platystolus martinezii (Bolivar-1873)

Platycleis (Montana) carpetana Bolivar 1887

Platycleis (Montana) carpetana Bolivar 1887

Dociostaurus maroccanus (Thunberg 1815)

Dociostaurus maroccanus (Thunberg 1815)

Calliptamus sp.

Calliptamus sp.

MARIPOSAS (LEPIDOPTERA)

Pyronia cecilia

Pyronia cecilia

Macroglossum stellatarum

Macroglossum stellatarum

Lycaena phlaeas

Lycaena phlaeas

Argynnis pandora

Argynnis pandora

ARAÑAS (ARACHNIDA)

Oxyopes heterophthalmus

Oxyopes heterophthalmus

Aculepeira armida

Aculepeira armida

AVISPAS, ABEJAS Y HORMIGAS (HIMENOPTERA)

Messor barbarus

Messor barbarus

 

Aphaenogaster sp.

Aphaenogaster sp.

Polistes dominula

Polistes dominula

MANTIS (DYCTIOPTERA)

Ameles spallanzania

Ameles spallanzania

VERTEBRADOS (AVES)

Milvus migrans

Milvus migrans

Pyrrhocorax pyrrhocorax

Pyrrhocorax pyrrhocorax

PLANTAS

Linum tenue (Desf.)

Linum tenue (Desf.)

Tamarix sp.

Tamarix sp.

Scolymus hispanicus L.

Scolymus hispanicus L.

Scolymus hispanicus L.

Scolymus hispanicus L.

Ruta montana (L.)

Ruta montana (L.)

Ruta montana (L.)

Ruta montana (L.)

Retama sphaerocarpa (L.)

Retama sphaerocarpa (L.)

Onopordum macracanthum Schousb.

Onopordum macracanthum Schousb.

ETNOGRAFÍA

Ruinas de mina de galena abandonada

Ruinas de mina de galena abandonada

Ruinas de mina de galena abandonada: ESCOMBRERA

Ruinas de mina de galena abandonada: ESCOMBRERA

Ruinas de mina de galena abandonada: TRINCHERA DEL FERROCARRIL

Ruinas de mina de galena abandonada: TRINCHERA DEL FERROCARRIL

Ruinas de mina de galena abandonada: ELEMENTOS METÁLICOS DEL MOLINO PARA TRITURAR MATERIALES EXTRAÍDOS

Ruinas de mina de galena abandonada: ELEMENTOS METÁLICOS DEL MOLINO PARA TRITURAR MATERIALES EXTRAÍDOS

ECOSISTEMAS

ECOSISTEMAS: PSEUDOESTEPA

PSEUDOESTEPA

PSEUDOESTEPA

PSEUDOESTEPA Y GENTE (PARTICIPANTES)

GENTE (PARTICIPANTES)

Testing Castuera Mayo 2014

Testing Castuera Mayo 2014

Y POR ÚLTIMO… LA ESTRELLA ABSOLUTA DEL TESTING:

 

Ephippigerida (Lobionifera) laserena... un nueva especie y subgénero de Ortóptero descubierto y descrito por primera vez para la ciencia por Joan Barat y José Ramón Correas gracias a la participación de este último en el Testing que organizamos en Castuera. Un auténtico regalo para todos. Enhorabuena para todos los participantes y por supuesto para los descubridores

Ephippigerida (Lobionifera) laserena (en la imagen una hembra)… un nueva especie y subgénero de Ortóptero descubierto y descrito por primera vez para la ciencia por Joan Barat y José Ramón Correas gracias a la participación de este último en el Testing que organizamos en Castuera. Un auténtico regalo para todos. Enhorabuena para todos los participantes y por supuesto para los descubridores. 

Ephippigerida laserena (macho)

Ephippigerida laserena (macho)

En este pequeño capítulo quería mostraros cómo ha cambiado la fotografía de la naturaleza en pocos años, tanto por los mejores medios técnicos al alcance de todos (léase: el mundo de la imagen digital), como por el mayor nivel económico de la gente, que nos ha permitido acceder a ellos y, mencionaría, también el mayor nivel cultural de la población, que nos ha hecho a muchos disfrutar con aficiones que antes quedaban solo cercanas a pocos, que ahora se llamarían “frikis” y hace unos años les llamábamos “fiebres”. Me hizo gracia Francisco Márquez, un muy buen fotógrafo de naturaleza en una charla de hace un par de años en Trujillo, en que se quejaba amargamente de que había ya tantos buenos fotógrafos, que los de siempre ya no podían vivir de esto. Él también tiene su parte de culpa por habernos enseñado y animado a muchos de nosotros.

Os muestro algunas fotografías mías de mis principios en la fotografía de naturaleza, hace más de 20 años ya, hechas con mi Nikon F601 analógica y con película de diapositiva y os las comparo con algunas realizadas recientemente. No he tratado prácticamente nada a ninguna de ellas para que observéis las diferencias (si pinchais sobre ellas se abrirán a mayor tamaño y se apreciarán más las diferencias). Las dos primeras fueron realizadas en Villanueva de la Serena (Río Zújar) en diapositivas; y la tercera hace unos días en San Jorge de Alor junto a Quini Figueredo. 

IMAGEN33

IMAGEN61

IMG_6197

Estas de Martín pescador han sido realizadas en el río Zújar en Villanueva de la Serena también en diapositivas hace casi dos décadas, y la segunda en Villanueva del Fresno este pasado verano junto a Alfonso Pérez del Barco con los hidrohides de su empresa Naturalqueva y ya con cámaras digitales, claro.

IMAGEN70

IMG_1793

Hace más de tres lustros que acabé la recogida de datos de mi tesis doctoral sobre ecología de aves acuáticas y dejé la facultad. Censamos la avifauna de prácticamente todas las áreas húmedas de la cuenca media del Guadiana mensualmente. O sea, que teníamos más o menos controladas a todas las especies que aparecían por nuestros embalses, ríos, lagunas, etc. Sin embargo, las especies han cambiado en casi dos decadas de una forma impresionante; de ejemplo y como indicador os muestro las fotografías que hice ayer desde hidrohide en el Embalse de Alqueva (que por cierto no existía en aquella época): de las aves fotografiadas, al menos cuatro de ellas fueron rarísimas en aquellos tres o cuatro años de recogida de datos (de 1991 a 1994 aproximadamente).

La primera de ellas no es tan rara, pero creo que si la detectamos, fue en contadísimas ocasiones (en paso migratorio, como en esta ocasión):

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula)

La segunda de ellas empezaba a aumentar poblacionalmente después de acabar nuestra recogida de datos, pero era bastante rara en aquellos momentos; mi amigo y compañero Emilio Costillo hizo, de hecho, uno de los primeros trabajos de investigación sobre esta especie en el interior penínsular, principalmente en el Embalse de los Canchales en la provincia de Badajoz.

Espatula (PLatalea leucorodia) accediendo a un dormidero en el Embalse de Alqueva en un grupo de unos 20 ejemplares

Espatula (PLatalea leucorodia) accediendo a un dormidero en el Embalse de Alqueva en un grupo de unos 20 ejemplares

La tercera, que se registra también en paso, es la primera vez que la veo en un humedal de Extremadura, aunque hay bastantes citas de la especie ya, eso sí, siempre como rareza:

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)

Correlimos tridáctilo (Calidris alba)

La cuarta por fin, rara de verdad en aquella década de los noventa, y ahora bastante habitual; aún escasa, pero no difícil de ver; para muestra, las imágenes de ayer mismo:

Graceta grande (Egretta alba)

Garceta grande (Egretta alba)

Garcetas grandes acompañadas de Garcilla bueyera, Cormorán grande, Cigüeña común y Gaviota reidora

Garcetas grandes acompañadas de Garcilla bueyera, Cormorán grande, Cigüeña común y Gaviota reidora

Aún en esta última imagen apreciamos otra especie más, el Cormorán grande (Phalacrocorax carbo), cuyo número ha crecido exponencialmente en estos últimos años, hasta el punto de hacerse un animal muy común, aunque absolutamente desconocido en nuestros sistemas acuáticos de interior. ¿Cuáles pueden ser las razones de esta variación?  ¿el cambio climático? ¿mejores medidas de conservación de la naturaleza? ¿aumento de las poblaciones de peces presa de estas especies -muchas de ellas son ictiofagas-? ¿mejores zonas de nidificación? ¿una mezcla de todo esto?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.